viernes, 13 de julio de 2012

JARDINES COMESTIBLES: OTRA FORMA DE CREAR CIUDADANÍA


La práctica de la agricultura ecológica, la lucha por la recuperación de la biodiversidad, el comercio justo, el consumo responsable, la educación para la sostenibilidad… son en materia ambiental, algunos de los pilares más importantes que constituyen el ideario y los cimientos de los huertos urbanos ecológicos. A los que habría que sumar los valores de la tolerancia, el respeto y la convivencia. Actualmente y en contraposición a la crisis económica y social que ha propiciado el modelo socio-económico imperante, están proliferando iniciativas de estas características o similares por muchos lugares del archipiélago Canario. Gracias a estas propuestas que están permitiendo la incorporación de zonas productivas al paisaje urbano de las ciudades, muchos ciudadanos/as se están beneficiando de estas experiencias de ocio productivo.
video

miércoles, 26 de octubre de 2011

CENTRO DE EDUCACIÓN AMBIENTAL MUNICIPAL 15 años sembrando futuro

video

EDUCAR A CERCA, A TRAVÉS, Y A FAVOR DEL ENTORNO
Este audiovisual responde a la necesidad de expresar, en poco más de 4 minutos, aprecio y respeto a quienes han apoyado, confiado y contribuido en este necesario y apasionante proyecto de educar y sensibilizar a la pobalción. Su intención no es otra, que mostrar admiración y gratitud a sus protagonistas, los ciudadanos y ciudadanas del municipio de La Orotava.

lunes, 3 de octubre de 2011

NATURALEZA Y BIODIVERSIDAD EN TIERRA DE MONTAÑAS: Parque Nacional de Huascarán, patrimonio de la Humanidad

video

El Parque Nacional Huascarán, atesora la cordillera tropical más extensa del mundo: la Cordillera Blanca. El objetivo fundamental de conservación es el de proteger la flora y la fauna silvestre, las formaciones geológicas y los restos arqueológicos, promoviendo e incentivando la investigación científica de los recursos naturales y culturales. También se busca contribuir a elevar el nivel de vida de los pobladores locales, a través del fomento de un ecoturismo que genere beneficios socioeconómicos. Posee además, una gran riqueza patrimonial que le otorga a la zona una belleza escénica única. En julio de 1975, se crea el Parque sobre una extensión territorial de 340.000 hectáreas. En marzo de 1977, la UNESCO lo reconoce como Reserva de la Biosfera y en diciembre de 1985, lo declara Patrimonio Natural de la Humanidad.
El clima está marcado por dos estaciones durante el año. Los vientos húmedos y cálidos provenientes de la cuenca amazónica generan abundantes lluvias durante los meses de diciembre a marzo y, entre mayo y octubre, aparece una marcada estación seca, con días soleados que alcanzan los 25° C y noches de intenso frío en las que son frecuentes las heladas y temperaturas inferiores a los 0° C.
Marcado por cañones profundos, el Parque es un paraíso de flora y fauna además de las numerosas ruinas precolombinas de la Cultura Chavín. Las 340.000 hectáreas contienen además 663 glaciares, 296 lagunas y 41 ríos afluentes de tres ríos importantes: Santa, Pativilca y Marañón. La región ha sufrido diversas catástrofes asociadas con la fragilidad de las jóvenes formaciones geológicas de la Cordillera Blanca, como el aluvión de 1936, que destruyó parte de la ciudad de Huaraz y el terremoto de 1970, que cobró la vida de más de 70000 personas. Estos eventos, han marcado la historia de todo el Callejón de Huaylas. Por su latitud tropical y variabilidad climatológica, existe una gran biodiversidad en Huascarán. Alberga una fantástica riqueza en flora y fauna, nevados y bellezas paisajísticas.
Varios de los picos y lagunas de esta cordillera son mundialmente reconocidas, lo que convierte a esta región de montañas en un atractivo internacional, siendo el nevado Huascarán, que da nombre al Paque Nacional, el pico más alto del Perú y uno de los mayores de América, con una altura de 6768 m. Diferentes pisos bioclimáticos albergan un amplio mosaico de diversas formas de vegetación. Se han identificado 779 especies de flora altoandina distribuidas en 340 géneros y 104 familias. En esta diversidad florística, la familia de las Bromeliáceas está representada por la Puya raimondii, especie que tiene la inflorescencia más grande del mundo. Bosques relictos de queñual y un gran número de gramíneas conforman el pajonal de puna. Asociada a esta flora se encuentran numerosas especies de animales que aún no han sido suficientemente estudiadas ni inventariadas. Los datos preliminares señalan 112 especies de aves de 33 familias. Entre los mamíferos se han detectado ocho géneros y más de diez especies. Entre las especies amenazadas se encuentran el gato montés Oncifelis colocolo y el gato andino Orailurus jacobita, el oso de anteojos Tremarctos ornatus, la taruca Hippocamelus antisensis y la vicuña Vicugna vicugna. En aves tenemos el cóndor andino Vultur gryphus, el pato de los torrentes Merganetta armata, y la perdiz de puna Tinamotis pentlandii, entre otras. El Parque Nacional de Huascarán abarca diez provincias del departamento de Ancash: Huaylas, Yungay, Carhuaz, Huaraz, Recuay, Bolognesi, Huari, Asunción, Mariscal Luzuriaga y Pomabamba. Dichas provincias albergan numerosas comunidades campesinas vinculadas tradicionalmente al Parque Nacional generación tras generación. Muchas de estas áreas son tierras de pastoreo, barrios y áreas urbanas.
El uso de la zona como tierra de pastoreo para el ganado y la agricultura, ha sido una de las actividades tradicionales que ha producido el mayor impacto en el ámbito del área natural protegida. Sin embargo, las comunidades allí asentadas, no son netamente sociedades pastoriles, sino que la crianza de animales forma parte del portafolio de actividades productivas que las familias campesinas desarrollan.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

"PASEANDO POR ENCIMA DE LAS NUBES"
Walking above the clouds
Pasear por un escenario natural declarado Patrimonio de La Humanidad, es algo espectacular. En el presente año, aprovechamos las diferentes nevadas para disfrutar la alta montaña Canaria de una forma muy especial: compartiéndola con los amigos.
video

El Parque Nacional del Teide atesora uno de los espectáculos más intensos y bellos de la geografía insular: las nieves estacionales. Este espacio de alto valor ecológico se trasforma de una forma especial cuando las nevadas son fuertes, ofreciendo una experiencia visual y un marco físico para realizar deportes de montaña, único en estas latitudes.

jueves, 5 de mayo de 2011

Publicado el número 21 de la revista de divulgación científica El Indiferente


El Ayuntamiento de La Orotava ha editado el nº 21 de la revista de divulgación científica El Indiferente, una publicación, que dentro de esta temática, ha cobrado protagonismo no sólo en el ámbito regional sino también en el nacional e internacional, ya que es solicitada por instituciones y entidades de diversas partes del mundo. Esto se debe a sus a contenidos y la alta calidad de los trabajos, de gran interés y rigor científico.
El Indiferente es la publicación decana de la Comunidad Autónoma de Canarias que publica artículos de divulgación científica sobre ecosistemas terrestres y marinos de medios insulares, prestando especial atención a los archipiélagos macaronésicos. Con una difusión gratuita y periodicidad anual, se viene editando desde enero de 1996 por el Excmo. Ayuntamiento de La Orotava, a través de su Centro de Educación Ambiental Municipal (CEAM). Esta revista, presentada en los formatos impreso y digital, ha sido el soporte de un buen número de artículos divulgativos, con gran valor didáctico, escritos por científicos e investigadores de reconocido prestigio, y donde colaboran, además, excelentes fotógrafos canarios a la hora de ilustrar gráficamente sus contenidos. Está abierta a la presentación de trabajos siempre que estos cumplan con el requisito de rigurosidad científica y se adecuen a los objetivos y normas de la línea editorial. Esta publicación pretende servir como vehículo de comunicación entre los profesionales, cuyo trabajo es la investigación de la biodiversidad en territorios insulares, y los ciudadanos que cada día están más interesados en recibir esa información relacionada con la conservación de esos bienes patrimoniales.
En esta ocasión vamos a tener la oportunidad de conocer lo que consumen las dos palomas endémicas de Canarias y los pelícanos blancos, estos últimos en su faceta de depredadores aviares en islas de la costa suroeste de Sudáfrica. Nos adentraremos en un apasionante artículo sobre las causas de extinción y fechas de llegada de algunos vertebrados en Canarias, e igualmente descubriremos las curiosas interacciones mutualistas entre flora y fauna en medios insulares, o la evolución de plantas ornitófilas de la Macaronesia. Además de leer acerca de las características de los bosques termófilos canarios y de los valores naturales del roque de Garachico, en el NW de Tenerife, también podremos reflexionar sobre lo que ha dado de sí un estudio acerca del impacto ocasionado por los herbívoros introducidos en la Caldera de Taburiente. Por último, la Fundación Canaria Orotava de Historia de la Ciencia nos acercará a la figura de Darwin, a través de una separata donde se incluyes los resumenes de interesantes ponecias ofrecidas por científicos de reconocido prestigio.

jueves, 18 de febrero de 2010

2010 AÑO INTERNACIONAL DE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA



EL VALOR DE LA BIODIVERSIDAD Y DE LOS « BIENES Y SERVICIOS » PRESTADOS POR LOS ECOSISTEMAS

La diversidad biológica, o biodiversidad, es el término por el que se hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que conforma. La diversidad biológica que observamos hoy es el fruto de miles de millones de años de evolución, moldeada por procesos naturales y, cada vez más, por la influencia del ser humano. Esta diversidad forma la red vital de la cual somos parte integrante y de la cual tanto dependemos. Con frecuencia, se entiende por diversidad la amplia variedad de plantas, animales y microorganismos existentes. Hasta la fecha, se han identificado unos 1,75 millones de especies, en su mayor parte criaturas pequeñas, por ejemplo, insectos. Los científicos reconocen que en realidad hay cerca de 13 millones de especies, si bien las estimaciones varían entre 3 y 100 millones. La diversidad biológica incluye también las diferencias genéticas dentro de cada especie, por ejemplo, entre las variedades de cultivos y las razas de ganado. Los cromosomas, los genes y el ADN, es decir, los componentes vitales, determinan la singularidad de cada individuo y de cada especie. Otro aspecto adicional de la diversidad biológica es la variedad de ecosistemas, por ejemplo, los que se dan en los desiertos, los bosques, los humedales, las montañas, los lagos, los ríos y paisajes agrícolas. En cada ecosistema, los seres vivos, entre ellos, los seres humanos, forman una comunidad, interactñan entre sí, asi como con el aire, el agua y el suelo que les rodea.

Es esta combinación de formas de vida y sus interacciones mutuas y con el resto del entorno que ha hecho de la Tierra un lugar habitable y único para los seres humanos. La diversidad biológica ofrece un gran número de bienes y servicios que sustentan nuestra vida. La protección de la diversidad biológica es un tema de nuestro interes. Los recursos biológicos son los pilares que sustentan las civilizaciones. Los productos de la naturaleza sirven de base a industrias tan diversas como la agricultura, la cosmética, la farmaceñtica, la industria de pulpa y papel, la horticultura, la construcción y el tratamiento de desechos. La pérdida de esta diversidad biológica amenaza nuestros suministros alimentarios, nuestras posibilidades de recreación y turismo y nuestras fuentes de madera, medicamentos y energía. También interfiere con las funciones ecológicas esenciales.

Nuestra necesidad de componentes de la naturaleza de los cuales una vez hicimos caso omiso con frecuencia es importante e imprevisible. De vez en cuando nos hemos precipitado de vuelta la despensa de la naturaleza para curar nuestras enfermedades, o a las infusiones de genes resistentes procedentes de plantas silvestres, para salvar nuestros cultivos de las incursiones de las plagas. Es más, la amplia gama de interacciones entre los diversos componentes de la diversidad biológica es lo que permite que el planeta pueda estar habitado por todas las especies, incluidos los seres humanos. Nuestra salud individual, y la salud de nuestra economía y de la sociedad humana, dependen del continuo suministo de los diversos servicios que nos brinda la naturaleza, y que serían sumamente costosos o imposibles de reemplazar. Estos servicios naturales son tan variados y prácticamente infinitos. Por ejemplo, sería casi imposible sustituir, en gran medida, el control de plagas que cumplen diversas criaturas que integran la cadena alimentaria, o la polinización que llevan a cabo los insectos y las aves en su actividad cotidiana. Entre los « bienes y servicios » prestados por los ecosistemas pueden mencionarse: El suministro de madera, combustible y fibra El suministro de vivienda y materiales de construcción La purificación del aire y el agua La destoxificación y descomposición de los desechos La estabilización y moderación del clima de la Tierra La moderación de las inundaciones, sequías, temperaturas extremas y fuerza del viento La generación y renovación de la fertilidad del suelo, incluido el ciclo de los nutrientes La polinización de las plantas, incluidos muchos cultivos El control de las plagas y enfermedades El mantenimiento de los recursos genéticos como contribución fundamental para las variedades de cultivos y razas de animales, los medicamentos y otros productos Los beneficios culturales y estéticos La capacidad de adaptación al cambio

Por qué estamos perdiendo la biodiversidad Cuando la mayoría de las personas piensan en los peligros que acechan al mundo natural, en general evocan la amenaza a otras criaturas. La disminución en el nñmero de animales tan carismáticos como los pandas, los tigres, los elefantes, las ballenas y diversas especies de aves han atraído la atención mundial hacia el problema de las especies en peligro de extinción. Hay algunas especies que han estado desapareciendo a un ritmo entre 50 y 100 veces superior al ritmo natural, y se prevé que esto se intensifique de forma dramatica. Sobre la base de las tendencias actuales, una cantidad estimada en 34,000 plantas y 5,200 especies animales, incluyendo que una de cada ocho especies de aves del mundo, estarían en peligro de extinción. Si bien la pérdida de especies llama nuestra atención, la amenaza más grave a la diversidad biológica es la fragmentación, degradación y la pérdida directa de los bosques, humedales, arrecifes de coral y otros ecosistemas. Los bosques albergan gran parte de la diversidad biológica conocida en la Tierra, pero cerca del 45% de los bosques originales han desaparecido, como resultado de las talas emprendidas principalmente durante el siglo pasado. Pese a que ha habido cierta repoblación, los bosques de todo el mundo se siguen reduciendo rápidamente, especialmente en los trópicos. Apróximadmente el 10% de los arrecifes de coral – uno de los ecosistemas más ricos - han sido destruidos, y una tercera parte de los que quedan podrían desaparecer en los próximos 10 a 20 años. Los manglares costeros, un hábitat fundamental de cría de innumerables especies, están también en situación de vulnerabilidad, y la mitad de ellos ya han desaparecido.

Los cambios atmosféricos mundiales, por ejemplo, el agotamiento de la capa de ozono y el cambio climático, sólo agregan nuevas fuentes de presión. El debilitamiento de la capa de ozono permite que un mayor volumen de radiaciones ultravioletas B alcance la superficie de la Tierra, donde daña el tejido vivo. El calentamiento mundial ya está cambiando los hábitats y la distribución de las especies. Los científicos advierten que incluso un aumento de un grado en la temperatura mundial media, si se produce abruptamente, puede ser de serias consecuencias para muchas especies. Nuestros sistemas de producción alimentaria también podrían verse gravemente perturbados.


La pérdida de la diversidad biológica con frecuencia reduce la productividad de los ecosistemas y de esta manera disminuye la "canasta" de bienes y servicios que nos ofrece la naturaleza, y de la cual sacamos provecho constantemente. Ello desestabiliza los ecosistemas y debilita su capacidad para hacer frente a los desastres naturales como inundaciones, sequías y huracanes y las presiones causadas por el hombre, por ejemplo, la contaminación y el cambio climático. Ya estamos gastando sumas enormes para intervenir en casos de daños de inundaciones y tormentas, exacerbados por la deforestación; se prevé que estos daños han de aumentar debido al calentamiento mundial.

La reducción de la diversidad biológica también nos afecta de otras maneras. Nuestra identidad cultural está profundamente arraigada en nuestro entorno biológico. Las plantas y los animales son los símbolos de nuestro mundo, y están preservados en banderas, esculturas y otras imágenes que nos definen a nosotros y a nuestras sociedades. Extraemos nuestra inspiración simplemente mirando a nuestro alrededor la belleza y el poder de la naturaleza. Si bien la pérdida de especies siempre ha ocurrido como un fenómeno natural, el ritmo de la extinción se ha acelerado de forma espectacular como resultado de la actividad humana. Los ecosistemas se están fragmentando o desapareciendo y numerosas especies están en disminución o ya extintas. Estamos forjando la mayor crisis de extinción desde el desastre natural que hizo desaparecer a los dinosaurios hace 65 millones de años. Esta extinción de especies es irreversible y, habida cuenta de nuestra dependencia en los cultivos alimentarios, los medicamentos y otros recursos biológicos, representa una amenaza para nuestro bienestar. Resulta temerario, sino directamente peligroso, atentar continuamente contra el sistema que sustenta nuestra vida. Además, es poco ético causar la extinción de otras formas de vida y, de esta manera, privar a las generaciones presentes y futuras de opciones para su supervivencia y desarrollo.

Cabe preguntarse si podemos salvar los ecosistemas mundiales y, con ellos, las especies que apreciamos y otros millones de especies que, en algunos casos, pueden producir los alimentos y los medicamentos del mañana. La respuesta radicará en nuestra capacidad para armonizar nuestras demandas con la capacidad de la naturaleza para producir lo que necesitamos y absorber de forma inocua lo que desechamos.
Fotos: copyright CARABUSIMAGEN 2010

viernes, 30 de octubre de 2009

PRESENTADO EL Nº 20 DE LA REVISTA DE DIVULGACIÓN AMBIENTAL "EL INDIFERENTE"


Hace muy pocos días la Concejalía Delegada de Medio Ambiente del Excmo. Ayuntamiento de La Orotava, a través de su CENTRO DE EDUCACIÓN AMBIENTAL MUNICIPAL, ha presentado el número 20 de su revista de divulgación e información ambiental EL INDIFERENTE.
Para el equipo editorial de esta publicación, es una gran satisfacción comprobar cómo a medida que la revista ha ido creciendo en números publicados, este aumento ha sido ampliamente superado por los lectores interesados en conseguir su nuevo ejemplar. La revista, ya no solo es aceptada, sino reconocida y demandada por un número importante de ciudadanos/as, lo que es tremendamente gratificante para el grupo de trabajo involucrado en este proyecto y un estímulo para seguir esforzándonos en el futuro en su mejora.

La revista desde su gestación en octubre de 1995, ha recorrido un largo camino lleno de intenso trabajo y su intención es la de mantener esta línea de compromiso. El éxito de esta publicación se debe sin duda, a su diseño y formato, pero, sobre todo, a su contenido y calidad de los trabajos, de gran interés y rigor científico.

El Indiferente, quiere servir de vehículo de conexión entre los investigadores, que desarrollan su trabajo en los diferentes ámbitos del patrimonio canario, y los ciudadanos/as que cada vez están más interesados en recibir esa información generada dentro de su territorio.

Las personas que deseen un ejemplar tendrán que pasar a recogerlo por la oficina del Centro de Educación Ambiental Municipal en la C/León, 19 La Orotava, donde se entregará un solo ejemplar por persona y hasta agotar existencias. La revista también la podrán conseguir de forma digital en www.villadelaorotava.org

viernes, 31 de julio de 2009

LA ASOCIACIÓN PRESENTA UN PROYECTO PARA REALIZAR UN DOCUMENTAL SOBRE LOS VALORES PATRIMONIALES QUE ATESORAN LOS BARRANCOS EN LA ISLA DE TENERIFE


La asociación CARABUS ha presentado un proyecto a la CAJA GENERAL DE AHORROS DE CANARIAS, dentro de la convocatoria del presente año de su OBRA SOCIAL Y CULTURAL, para la realización de un documental de 50 minutos de duración, donde se muestren los valores patrimoniales que atesoran los barrancos en la isla de Tenerife.

Documental rodado en vídeo de alta definición.
Título del documental: Barrancos, pasillos de vida.

Sinopsis: La acción erosiva de las lluvias torrenciales y escorrentías de las aguas superficiales ha favorecido desde un comienzo la formación de los barrancos. Es ésta una labor lenta, pero persistente, que ha surcado nuestra geografía insular de una amplia red de barrancos. Desde los primeros vestigios de presencia humana sobre las islas, los espacios elegidos para ubicar sus asentamientos fueron preferentemente la costa y los principales barrancos, lugares en los que estas sociedades desarrollaron su particular cultura agrícola y ganadera. Barrancos grandes o pequeños, amplios o angostos, secos o húmedos conforman todos ellos un recurso natural de indudable valor patrimonial. En su recorrido, de cumbre a costa, conforman a su paso, áreas naturales que albergan ecosistemas y comunidades de tal singularidad que otorgan a este territorio el carácter de ser una de los lugares de gran importancia a niveles geobotánicos y geozoológicos. Así pues, esta impresionante red de drenaje esconde una extraordinaria y compleja diversidad biológica que alcanza una alta tasa de endemicidad que su aislamiento ha favorecido.

Estructura: Se pretende informar sobre los valores patrimoniales que atesoran los barrancos, aplicando la estrategia de temas para desarrollar las ideas principales:
- Una geomorfología donde el agua ha jugado un papel fundamental.
- Pasillos de vida de largo, medio y corto recorrido.
- Una red de drenaje que atesora especies muy particulares.
- Vestigios de un pasado no tan lejano.
- Refugios de una extraordinaria biodiversidad.
- Amenazas que ponen en peligro algunos de estos tesoros patrimoniales.

Finalidad: El audiovisual pretende mostrar y ayudar a comprender mejor las interacciones que conforman los barrancos como elementos geomorfológicos configuradores de paisaje y reservorios de biodiversidad.

Destinatarios y duración: Se pretende el montaje de dos audiovisuales como estrategia de comunicación dirigidos:
. Un documental de 50 minutos de duración que se exhiba para un destinatario general, con el objetivo de acercar la realidad de estos bienes patrimoniales al conjunto de la sociedad .
. Un documental con una duración de 17 minutos dirigido a la población escolar de secundaria con un lenguaje y contenidos en consonancia con el destinatario objeto, transmitiendo para ello información relevante y significativa que contribuya a comprender la importancia de estos accidentes geomorfológicos.
Fotos: copyright CARABUSIMAGEN 2009

lunes, 13 de julio de 2009

NUEVO LOGOTIPO DE LA ASOCIACIÓN CARABUS


La asociación CARABUS ya tiene su nuevo y definitivo logo realizado por Sergio Bello. Queremos dar las gracias de forma sincera a este excelente profesional que está especializado en las técnicas de acuarela y plumilla con especial interés en la ilustración naturalista y científica además, de la caligrafía clásica, occidental y oriental.


martes, 30 de junio de 2009

COLABORACIÓN ENTRE LA OFICINA DE LA PARTICIPACIÓN Y EL VOLUNTARIADO DEL CABILDO DE TENERIFE, EL AYUNTAMIENTO DE EL SAUZAL Y LA ASOCIACIÓN CARABUS


La Oficina de la Participación y el Voluntariado Ambientales del Área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento de El Sauzal y la Asociación Carabus, han colaborado en una actividad de sensibilización ambiental en el espacio natural protegido "Paisaje Protegido Costa de Acentejo".

El pasado domingo 21 de junio participaron en esta actividad aproximadamente 150 personas de diferentes edades. Además de los ciudadano/as del municipio de El Sauzal, se contó con la presencia de un grupo de ciudadanos/as organizados por el Ayuntamiento de Candelaria. El inicio de la actividad comenzó con el reparto de material divulgativo sobre la importancia de conservación de los barrancos como espacios de alto valor ambiental y sobre la importacia de la recogida de residuos sólidos urbanos. El recorrido se inició en el Ayuntamiento visitando algunos de los edificios etnográficos más interesantes del municipio, para continuar posteriormente descendiendo por uno de los barrancos de gran interés ambiental, el Bco. La Lima, enmarcado dentro de el "Paisaje Protegido Costa de Acentejo".

Este barranco alberga una interesante comunidad vegetal de cardones y tabaibas relativamente bien conservada, así como una fauna asociada característica de este tipo de hábitats. Desde el inicio de la actividad se propuso llevar a cabo una recogida selectiva de los residuos sólidos que se fueran encontrando durante el recorrido, facilitando a los asistentes bolsas y guantes para este cometido.





La verdad es que la experiencia resultó todo un éxito y fue bastante gratificante para todos/as, mostrando nuestra disposición para seguir colaborando en este tipo de iniciativas.
Fotos: copyright CARABUSIMAGEN 2009

domingo, 26 de abril de 2009

BARRANCO DE TÁGARA: UN PASEO ENTRE PINOS CENTENARIOS Y CASERÍOS DECLARADOS "Bien de Interés Cultural, Chirche y Aripe"



Los caseríos de Aripe y Chirche están localizados en las medianías altas del término municipal de Guía de Isora, compartiendo ubicación con otros asentamientos tradicionales, como El Jaral, Las Fuentes, El Choro, etc. Emplazados entre los 730 y los 950 m.s.n.m., su marco natural muestra un paisaje agreste dominado por malpaíses lávicos relativamente recientes y materiales basálticos y traquibasálticos más antiguos de las Series II y III. La orografía aparece dominada por una red de barrancos -entre los que destacan los del Cazador y Tágara- que confluye junto al núcleo de Chirche, para dar origen al Barranco de Guía. Las adecuadas condiciones climáticas y la fertilidad de unos suelos meteorizados justifican la importante actividad agrícola desarrollada históricamente en esta zona, basada en cultivos de secano y frutales. Las tuneras y almendros que salpican el paisaje se vinculan a aprovechamientos más recientes -de mediados del siglo XIX-.
La vegetación potencial corresponde al pinar natural, con numerosos testimonios repartidos aisladamente por la zona. No obstante, la acción humana ha dado paso a un matorral arbustivo de inclinación xerofítica, con predominio de escobones (Chamaecytisus proliferus), jaras (Cistus monspeliensis) y tabaiba amarga (Euphorbia broussonetti), además de otras especies propias de ámbitos antropizados.



Ambos caseríos se alinean siguiendo la antigua ruta de conexión con la cumbre, disponiéndose muy próximos uno del otro. El caserío de Aripe se organiza en torno a tres vías de comunicación principales: el Camino Viejo, que sirvió de enlace tradicional con Chirche y Guía, y por donde discurría la tradicional romería que trasladaba a la Virgen de la Luz de Isora hacia el norte de la isla; el Camino Nuevo, trazado a principios del siglo XX y que conducía a Las Cañadas, en torno al que se levantaron nuevas edificaciones; y el Camino de San Pedro, que llevaba a Chiguergue. Por su parte, el núcleo de Chirche está definido por una vía principal que conducía a los Llanitos de Chirche, confiriendo una distribución de tipo lineal al pueblo, seccionada por el camino de Tágara y el del Roquillo, que conducía a Chiguergue. Es notoria la elección de aquellos sectores estériles o poco aptos para la agricultura, como afloramientos rocosos o planchas de toba para el emplazamiento de las viviendas, reservando los sectores más fértiles para la práctica agrícola.

video





Estos inmuebles tradicionales se caracterizan por sus gruesos muros de mampostería en los que se utiliza un mortero fabricado con barro y pequeñas piedras, y, en ocasiones, un enfoscado parcial o total de los paramentos exteriores con escaso empleo de cal, al tratarse de un producto poco accesible a las humildes economías campesinas. Suelen presentar una o dos plantas, de manera que la superior corresponde generalmente al granero, con cubierta a cuatro aguas, y accediéndose al mismo mediante una escalera de madera. Todavía se conservan algunos de estos elementos en varias edificaciones del caserío. Las cubiertas a una, dos y cuatro aguas, son de teja árabe sobre entramado de madera -vigas, hibrones, listones- sobre el que se apoyan directamente las tejas. Los vanos son escasos y en ellos se emplea madera de tea, siendo frecuentes los tapaluces y puertas realizadas con tablones.




A partir del siglo XIX se generaliza la vivienda tradicional con cubierta plana de torta, apta para ambientes de débiles precipitaciones como éste. Las plantas son variadas, desde las más sencillas -rectangulares o cuadradas e interiormente tabicadas para dar lugar a las habitaciones-, hasta las más complejas en "L" o en "U", resultando algunas de ellas de la unión de varios módulos que se construyeron a lo largo del tiempo. Las construcciones destinadas a uso no habitacional suelen ser más sencillas, mostrando muros gruesos de piedra seca, con algunos ripios o cuñas que los apuntalan y una cubierta de teja a dos aguas. En este caso, los vanos se limitan a la puerta de acceso. Los valores patrimoniales de ambos caseríos se completan con una serie de infraestructuras de uso agrícola, como eras, estanques y hornos, a lo que se debe sumar un paisaje agrario configurado por una sucesión de pequeños bancales y nateros que articulan buena parte del espacio y que reflejan un modo de vida tradicional y un sistema de explotación del suelo muy peculiar y exclusivo de estas zonas de la isla.


Fotos: copyright CARABUSIMAGEN 2009